Uno de cada tres parados lleva más de dos años buscando empleo, la mayor tasa de la serie