Uno de cada cuatro jubilados necesita ayuda del Estado para acceder a la pensión