Un mes con los datos de las residencias en su poder y Sánchez dice que sigue hablando con las CCAA