Solo el 38% de los trabajadores españoles ha tenido un aumento de sueldo en el último año