Si no tienes la tarifa PVPC, puedes estar pagando hasta un 91% más por cada kWh de luz que consumes