Si las eléctricas mantienen las tarifas del 1 de junio, este mes tendrá el recibo más caro de la historia