Sanidad precipita la medida y propone quitar las mascarillas en interiores antes de Semana Santa