Más de un millar de trabajadores de residencias ha rechazado vacunarse en Andalucía