Más de 8.000 mayores sevillanos siguen a la espera de la cuarta dosis en las residencias