Más de 36.000 andaluces con dependencia murieron en 2021 sin haber recibido la prestación