Los precios se disparan al 2,9% el mayor ritmo en 4 años a la espera del impacto de la crisis de la luz