Los pacientes positivos en PCR y negativos en antígenos son "poco probables" de contagiar