Los médicos consideran que "la vacunación no es suficiente" para frenar la sexta ola