Los fijos discontinuos inactivos se duplican en apenas un año y ya superan los 678.000