Los epidemiólogos piden a los mayores que este verano no salgan de sus "burbujas"