Los embalses en España cierran julio con el volumen de agua para consumo al 37,9%, su nivel más bajo en una década