Las pensiones más altas supondrán la mitad del sobrecoste de subirlas con la inflación