Las nuevas variantes del coronavirus saturan las urgencias y los sanitarios hablan de 'déjà vu': "La sensación es de derrota absoluta"