Las listas de espera de la Sanidad están en máximos históricos: 113 días de media para una operación