Las familias se blindan contra la crisis: el 73% de las hipotecas se contratan a tipo fijo