Las empresas podrán despedir a los trabajadores que se nieguen a ponerse la vacuna contra la Covid-19