Las bajas se multiplican entre el personal de las residencias de mayores de Sevilla