La variante delta del virus frustra la desescalada andaluza pero no habrá más restricciones