La tomadura de pelo de la reforma laboral: Yolanda Díaz dice ahora que "no se puede derogar técnicamente"