La subida del euríbor encarece las hipotecas en agosto al mayor ritmo desde el año 2000