La sexta ola deja casi 300 fallecidos en las residencias de mayores de Andalucía