La reducción de anticuerpos a los seis meses desde la última vacuna contra la covid avala la tercera dosis