La población en riesgo de pobreza o exclusión social en España aumenta al 27,8%, la cifra más alta en cinco años