La pérdida del olfato es el síntoma que más indica la presencia de anticuerpos frente al coronavirus