La larga espera por la dependencia: cuidados para (sobre)vivir