La Junta pide prudencia porque la pandemia «sigue» y alerta sobre sus efectos en los más vulnerables