La FOAM condena el caso de la residencia cerrada por malos tratos y pide ‘tolerancia cero’ ante estos casos