La Federación de Mayores exige medidas urgentes y vacunación obligatoria