La dosis más difícil: más de tres millones de mayores están llamados a ponerse la cuarta vacuna contra la Covid