La "desesperante" e "intolerable" espera que miles de personas para la valoración de la discapacidad