La 'cuota 102' italiana para la jubilación anticipada: ¿una fórmula exportable a España?