La cumbre de la OTAN en Madrid costará al Gobierno unos 50 millones de euros