La Consejería de Igualdad y el Banco de España abren una vía de trabajo para mejorar la atención a las personas mayores