Iglesias renuncia en plena época de reformas: sin huella en pensiones, empleo y justicia