Hasta un 8% de los trabajadores de las residencias privadas no quieren vacunarse contra el Covid