Expertos alertan de la falta de medios económicos, materiales y de personal en las residencias