Europa, camino de la peor sequía de la historia y los embalses españoles, con el volumen de agua para consumo más bajo en una década