Escrivá promete subir las pensiones mínimas más que el IPC para tratar de calmar a los pensionistas