Empresas, industria y hogares recortan aún más su consumo de gas: en julio el 30%