El Rey Juan Carlos comunica a Felipe VI su decisión de trasladar su residencia fuera de España