El repunte de casos en las residencias de Málaga reaviva el debate sobre la tercera dosis