El pasado mes de julio fue el más cálido en España desde que hay registros