El importante mensaje que la Seguridad Social manda a los padres para que sus hijos estén en regla