El Gobierno recula y mantendrá el poder adquisitivo de las pensiones con IPC negativo