El exceso de mortalidad de las personas con prestación en residencias andaluzas fue del 37,2% entre marzo de 2020 y febrero de 2021